Los beneficios de la sandía

Con una buena alimentación el ser humano obtiene los sustratos energéticos y plásticos necesarios para el correcto funcionamiento del organismo.
En esta época del año, el verano, época querida por la mayor parte de la población es muy importante la reposición de las pérdidas de agua, la compensación de las alteraciones metabólicas y la mejora de la función inmune. Hoy destacamos la siguiente fruta de verano, la sandía, su elevado aporte de agua la convierte en un potente hidratante (dos buenas tajadas suplen un vaso de agua) y en una fruta jugosa y refrescante para esta temporada del año.

Sandía ecológica, beneficios y valores nutricionales

Una característica beneficiosa para nuestra salud es que las variedades de sandía cuya pulpa son de color rosado y rojo, se consideran una fuente moderada de licopeno, además de ser a su vez una fruta alcalinizante que mantiene un nivel de pH saludable al organismo. El licopeno tiene actividad antioxidante, actuando contra los radicales libres (sustancias nocivas para nuestra salud), lo que justifica el papel del consumo de sandía en la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares y degenerativas.


Hidratante y refrescante para el verano

La sandía resulta fácil para ser consumida, convirtiéndola así en un postre ideal para los más pequeños y la textura suave de su pulpa está indicada para quienes tienen dificultades para masticar los alimentos. En general, resulta fácil de digerir, aunque puede resultar indigesta para ciertas personas si la consumen después de las comidas, debido a que su elevado aporte de agua diluye los jugos gástricos y retrasa la digestión de los alimentos, lo que provoca la consiguiente sensación de indigestión e hinchazón.

Compartimos nuestro truco para usar esta fruta en vuestra cocina:
Vino 0.0 a base de sandía, muy popular en Rusia.

Ingredientes:

  • 600g de sandía.
  • 200ml de agua.
  • 200g de azúcar moreno.
  • 50 ml de zumo de limón.
  • 10 ml de zumo de naranja.
  • Canela molida.
  • Cómo preparar vino de sandía


¿Cómo lo preparamos?

Quitamos la cáscara y en este caso vamos a retirar las semillas, a pesar de ser laxantes naturales. Pasamos a triturar la pulpa hasta que quede un puré. Mezclamos el azúcar con un vaso de agua y cocemos durante cinco minutos hasta formar un almíbar ligero y lo retiramos del fuego. Añadimos el zumo de limón, el de naranja y dejamos que se enfríe la mezcla. Una vez fría mezclamos esta mezcla con el puré de sandía y lo vertemos en un recipiente ancho para que se congele cuanto antes y dejamos que repose en el congelador. Removemos la mezcla cada 30 minutos durante dos horas y luego dejamos que se congele pero que nos quede granizado o sorbete. Servimos acompañado de unas hojas de menta o de hierbabuena y un toque de canela, mi propuesta: usa canela de Ceylan y su sabor mejorará.

Noticia publicada en http://keopsagro.com/los-beneficios-la-sandia/ por Raquel Santacruz

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *