Los beneficios de los cítricos

Este otoño llénate de vitaminas, consumiendo frutas de agradable sabor, como las naranjas y las mandarinas.

Las naranjas y las mandarinas son muy ricas en vitaminas como la C y el ácido fólico, en fibra y en minerales como el potasio, el calcio y el magnesio. El contenido en vitamina C proporciona protección antioxidante que ayudan a frenar los procesos de los radicales libres, compuestos que alteran y dañan la salud de nuestro cuerpo y que se generan por nuestro estilo de vida y alimentación diaria. Los cítricos no es que sean el elixir para la eterna juventud pero, sin duda alguna, la presencia de mucha vitamina C y su contenido en vitamina A en forma de betacarotenos y luteína, la convierten en un alimento ideal para proteger al organismo de enfermedades degenerativas como la hipertensión o la aparición de cataratas.

Son frutas con poca cantidad de azúcares y un porcentaje elevado de agua, con lo que son una buena alternativa para reponer líquido y otros nutrientes después de realizar actividad física. Su bajo contenido en sodio hace que sean frutas ideales para personas con hipertensión arterial.

Las investigaciones del Commonwealth Scientific and Industrial Research Organization, demuestran en sus estudios que los cítricos actúan como protectores del organismo gracias a su contenido en antioxidantes, contribuyendo así a fortalecer el sistema inmunitario y en ocasiones no somos conscientes de que el simple hecho de incluir estas frutas en la dieta cotidiana puede mejorar nuestra calidad de vida y ayudarnos a prevenir enfermedades cardiovasculares.

¡Dale un giro diferente al clásico zumo de la mañana!
Incluye esta opción de zumo jugoso en tu desayuno que la dietista-nutricionista Raquel Santacruz propone. Prueba el zumo de naranja, mandarina y jengibre. Es fácil y cómodo de preparar. Exprime dos naranjas, una mandarina y agrégale infusión de jengibre. La infusión de jengibre puedes prepararla con jengibre fresco rallado o con bolsitas ya preparadas.

Y por último añadimos una aclaración a este post: el consumo de estas frutas no impide los refriados pero sí que fortalece el organismo para que éstos sean menos fuertes y de menor duración.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *